El fascismo del siglo XXI

Blog de Javier del Campo

Ian Vasquez

Imagen

El otro día Evo Morales dijo: “Si no son masistas [seguidores de su partido, el MAS], entonces son fascistas”. Para los regímenes autoritarios, se ha vuelto popular tildar a los opositores de fascistas. Es así que el Kremlin tachó de nazis a los ucranianos que se manifestaron en contra del gobierno títere que tenían y que hicieron caer en febrero; y es así que Nicolás Maduro llama fascistas a los opositores de su gobierno que por meses han estado llenando las calles de Venezuela.

Hay que tener una definición de fascista bien flexible para aplicarla a la mitad o a la mayoría de los habitantes de esos países. Pero, como dice Juan Claudio Lechín, “el término fascismo se banaliza al convertirse en insulto”. Y añade: “La banalización benefició a los verdaderos fascistas”. Ya en 1944, George Orwell observó: “La palabra fascismo carece casi totalmente de sentido”, pues comúnmente…

Ver la entrada original 464 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s