Nunca te deje de amar

Eduardo Horta G'

Después de verlos juntos decidí marcharme, porque existe algo en la vida llamado dignidad, y eso no se debe perder bajo ninguna circunstancia. Incluso cuando el amor está de por medio. No le envíe ningún mensaje, no volví a llamarle, sólo le escribía sin cesar. Con la complicidad de mi cuaderno, de la tinta, e inclusive de la decepción que me había causado todo eso. Después de no se cuantos días, me llamo, por su puesto no conteste, y no porque no quisiera si no que nuevamente la dignidad me puso el freno de mano. Lance mi móvil a la cama y tome un libro, lo hojee un par de veces y también lo lance a la cama. Me recosté y me avasalle sobre mi cuaderno.
Zoe, quisiera tenerte en frente y lanzarte todo lo que te he escrito en la cara. Me gustaría deshacerme de todo, pero es inútil…

Ver la entrada original 85 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s