Pies, para qué os quiero.

Las Carries pisan Fuerte

Este post es un clásico de la temporada. De hecho creo que lo voy a repetir unas cuantas veces hasta que junio esté bien avanzado, porque el tránsito del invierno al verano no lo hace todo el mundo en condiciones óptimas.

Ayer mismo estuve comiendo en un restaurante al borde del mar, y tuve que subir en un ascensor con algunos turistas luciendo sandalias. Y ya se sabe, cuando uno entra en un ascensor no hace más que mirar al suelo…¿Y qué veo? Pues uñas como mejillones y durezas que parecen lepra.

Por eso no quiero que este trauma anual te pase a tí, lector o lectora de mi blog. Me da igual que seas hombre o mujer. Salvo la depilación, y ese tema va por barrios, todo lo demás es aplicable a las personas humanas de toda clase, sexo y condición. No hay excusa ninguna, salvo la amputación.

Y es…

Ver la entrada original 1.084 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s