El escracheador escrachado o el mamoneo de la ideología y la justicia en España, que como la batalla de las ideas, siempre la ganan los mismos

La paseata

Javier Barbero el escarachador escrachado

El escrachador escachado

Javier Barbero, el concejal de seguridad del Ayuntamiento de Madrid se ha convertido en un solo día en la metáfora perfecta de los círculos concéntricos. De escrachador a escrachado y de indignado a ofendido y atemorizado. Un birlibirloque ideológico que a todos nos puede hacer reflexionar sobre ese maridaje imposible entre a justicia y la ideología y asumir la nueva edición de la fábula del aguijón del escorpión.Los policías municipales le gritaron comunista y perro-flauta cuándo se escondía en un coche oficial, escrachado por los manifestantes y después, en rueda de prensa el señor concejal afirmaba que debían ser fascistas y que por supuesto, a él no le habían hecho un escrache porque él representa, en definitiva, al estado. Una paradoja infinita al recordar la definición de su líder supremo el señor Pablo Iglesias que hoy protagoniza las redes sociales:

Los escraches según Pablo Iglesias

Pero la distinta vara de medir los actos que el…

Ver la entrada original 297 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s