El Poeta Perdido

En el Jardín Inglés

En la noche infinita, la luna traicionera no se asomó. Dieron las tres en el reloj de la Estación Nueva. Pero su viejo corazón hacía años que dejó de latir.

Unos ojos verdes y una botella de ron le perdieron.

Su sonrisa y el filo de una navaja le encontraron

Ver la entrada original

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s