Que cierres las piernas

Icástico

A ver, mujer violada, hay una jueza en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer en Vitoria que te trata de manera ofensiva: es incrédula hacia tu testimonio, te interpela, no te deja terminar la respuesta y realiza preguntas sugestivas que condicionan tu declaración. Vamos, que atenta contra tu dignidad, vulnerando la Ley de Estatuto de la Víctima. No es un hecho aislado (el comportamiento ha sido denunciado), sino habitual, continuo y que ha dado lugar a quejas por parte de las víctimas. De hecho ha generado una cultura de miedo. Miedo a lo que pueda suceder a la víctima en el citado juzgado. Mujeres que sufren nuevas agresiones (y que habían interpuesto denuncia en el pasado) se lo piensan a la hora de denunciar otra vez.

Veamos un caso. El pasado 16 de febrero una mujer, embarazada de cuatro meses, denunció en la comisaría de Policía Local de Vitoria…

Ver la entrada original 270 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s