Unión Europerra

Icástico

Con permiso de perros y perras, animales estos fieles hasta la muerte. Gobernantes y reyes de oropel. Qué chunga está la dignidad que creéis conquistada. Vosotros, que vivís de esnifar los sueños de vuestros subordinados entre orgías financieras. Hay quien se asusta por oír cal viva y no percibe el lamento de los condenados a “vivir” y dormir en un lecho de lluvia y barro. Ni se inmuta. Ni grita como hay que gritar, ni en sus pactos cabe una vida. Miran para otro lado, para el ombligo. Chillar produce afonía. No importa si a vuestras (nuestras) costas llegan arenas o bebés, ¡qué horror, cómo está el mundo!, diréis, gobiernos y reyes de oropel.

El reparto de doscientas mil personas entre los países europerros ha quedado en nada. Todos peleándose por regatear infelices, para eso son magníficos negociantes, los envían al barro y cuando vayan muriendo quizás los arropen con…

Ver la entrada original 461 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s