Como nunca para siempre.

Mensajes sin remitente

Huir no es correr. Es ser más veloz que el peligro que te persigue. Y nunca voy a ser más rápido que tú. Acepto que Cupido tiene ballesta. Que la bocanada de aire entre lágrimas sea irremediable. Que mi sombra tiene tu forma. Que me licencié en desamor por la universidad de tus desvelos. Que ya no hay palabras que me devuelvan el tiempo. Pero me niego a creer que el cielo será siempre gris. Que mis ojos serán eternamente tristes. Que viviré el presente pensando en el pasado por miedo al futuro. Puedo adaptarme al fracaso de mis labios por los tuyos. Sólo quiero alguien como tú. Alguien que desordene mi mundo. Aunque lo haga saltar por los aires. Pero que me toque el alma. Sólo una vez más. La vida esta para gastarla, para devorarla. Hasta el último suspiro. Como si el mañana dependiera de cada paso…

Ver la entrada original 78 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s