Impuntuales

Blog de una maga

image

Llegamos tarde. Justo en esa noche cuando mis ojos conocieron los tuyos y las risas se adueñaron de esa atmósfera de azúcar, que nos regalaba recuerdos y nos hacía crear esos momentos de impacto. Unos meses después coincidimos de nuevo y tu dulzura fue el acompañante perfecto del café de mi mirada, algunos ingenuos pensaron que éramos pareja e incluso lo parecíamos, miradas furtivas, bromas jocosas, y alguna que otra atención dirigida hacia mí, detalles tan sencillos pero que nunca nadie había tenido conmigo. Todo eso hacía que mi mente volara y que se me fueran los pies hacia lo más lejano de mi fantasía adolescente.
Qué lástima que ese mismo día nos confesáramos, y que tú me dijeras que te casabas en un mes, que yo te dijera que me iba pronto, y que no había forma de que la vida nos hiciera coincidir de nuevo. Porque era tarde…

Ver la entrada original 29 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s