Porqués

Mensajes sin remitente

Hay millones de porqués que se esconden en una mirada que calla. Somos los primeros en luchar cuando el de dentro late con fuerza. Olvidando que el vacío duele, que lo que te llena pesa aún más cuando no está. Pero nos encanta jugar a saltar piedras aunque a veces nos encariñemos y acabe en nuestro zapato. Y luego queremos seguir bailando como si esa útlima canción no te hubiese hecho temblar cada uno de tus latidos. Lo mejor del primer amor es no saber que te acaban de romper. Porque enamorarse es eso, un golpe tan dentro para que quieras dar ese algo tan tuyo que te haga poner cruz en la cara de la suerte. Y hemos llorado hasta entristecer a las estrellas, hasta confundir a la luna por las noches. Hemos aprendido a creecernos en cada error, madurando nuestros defectos hasta que la necesidad los hizo…

Ver la entrada original 79 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s