En las orillas del Guadalquivir

diodoromateo

Pequeña joven de ojos negros como el universo,
con tan solo tu mirada mi corazón se pierde
entre tus encantos de dama cordobesa,
durante las noches por las miles de calles,
que nuestra ciudad recorren,
me niego con tan ferviente locura
a admirar a otras chicas por muy bellas que sean
y por mucho que a mí me amen,
no quiero perder tu mirada de mi vista
ni tus labios en la eternidad no poder probar,
ni contigo ni sin ti puedo en paz vivir,
eres una droga que engatusa mis sentimientos,
si tan siquiera una mirada quisieras devolverme
mi amor por ti yo te confieso,
pero tan ansiada situación no llegará,
por mi timidez o mi miedo tal vez
de saber tu tan odiada respuesta,
de no ser yo el que tu amor pueda tener,
tus besos pueda sentir en mis labios
y el latir de tu corazón sentir…

Ver la entrada original 6 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s