Querida anónima

diodoromateo

En la ciudad más bella que mis ojos pueden ver,
reside una gran amiga
de las más fieles tal vez, 
su albina piel el sol no ve y su ropa negra siempre es,
en sus muñecas unas pulseras,
¿Algo más?  Yo no lo se,
con tan solo su mirada tu corazón puede enamorar,
como si un niño fueras y ella un trozo de pastel,
se niega a aceptar sin razón,
que a pesar de mirarse al espejo
y su rostro ver que es muy bello,
sea portadora de tal don como es la belleza,
las tardes con ella las quieres pasar,
contando con su mal genio,
que tan odioso sueño tendrá
para que las ojeras empañen sus ojos,
escribo versos sin razón,
sin el más mínimo fundamento,
pues hoy tengo que decirte gran amiga
que de humor no estoy para debatir,
de un tema tan delicado como el amor,
en…

Ver la entrada original 50 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s