Luceros en el universo

diodoromateo

Oigo tus susurros en el viento, cada vez que las ramas de un viejo árbol golpean mi ventana. La lluvia borra nuestras huellas por la playa y en la arena nuestros nombres ya no están, llevo meses sin probar tus labios y por desgracia creo que nunca más los volveré a probar. Ya no tengo miedo a perderte pues hace tiempo que de mi vida te fuiste, mi mente ya no descansa entre tus sábanas y tus innumerables caricias que me hacían perder la razón y los problemas. Los únicos recuerdos que en mi corazón puedo recordar sin de mis ojos una lágrima escapar son los versos de mis poemas escritos en mi vieja libreta, he desgastado los lápices dedicándote mis más profundas letras salidas del fondo de mi inexistente corazón y ahora por el despecho de haberte perdido me hallo perdido en un mundo de ciegos.

Ni quieren ni pueden…

Ver la entrada original 201 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s