Frías noches en Córdoba

diodoromateo

El viento entra susurrando por la ventana y mi cabello acaricia, mis ojos están cerrados sumidos en un profundo sueño del que no quiero despertar. En mis sueños te veo como si estuvieras a mi lado acariciándome con tus suaves manos por mi desnuda espalda mientras nuestros labios se pierden en miles de besos a la vez que el tiempo se detiene. No quiero abrir los ojos y perder tu esencia más allá de donde mis besos pueden llegar, mi cama está fría y es porque no estás en esta oscura noche de invierno, hace días que de mi habitación ya no salgo por miedo a verte a mi lado en la acera recordando todos nuestros felices recuerdos. En mi rostro ya es habitual ver las lágrimas que desde aquel fatídico día de mis ojos asoman, la última vez que una sonrisa salió de mis labios fue al darte el…

Ver la entrada original 1.605 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s