LA MEJOR HERENCIA

DESPERTARES - La revolución pacífica

Brenda Plaza Garcia Dedicado a Brenda

Había una vez… una mujer que subía cada día al autobús para ir al trabajo. Una parada después, un anciano subía al autobús y se sentaba al lado de la ventana.

El anciano abría una bolsa y durante todo el trayecto, iba tirando algo por la ventana, siempre hacía lo mismo y un día, intrigada, la mujer le preguntó qué era lo que tiraba por la ventana.

-¡Son semillas! dijo el anciano.

-¿Semillas? ¿Semillas de qué?
-De flores, es que miro afuera y está todo tan vacío.. Me gustaría poder viajar viendo flores durante todo el camino. ¿Verdad que sería bonito?
-Pero las semillas caen encima del asfalto, las aplastan los coches, se las comen los pájaros.. ¿Cree que sus semillas germinarán al lado del camino?
-Seguro que sí. Aunque algunas se pierdan, alguna acabará en la cuneta y, con el tiempo, brotará.
-Pero.. tardarán en crecer…

Ver la entrada original 247 palabras más

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s