Yo te traigo, tú me traes.

Monumento a Colón en el puerto de Barcelona. Haz clic en la imagen para ampliarla.

La Conquista del Nuevo Mundo representó uno de los acontecimientos más importantes en la Historia pero uno de los problemas que se encontraron los españoles era el de su propia alimentación. Pasaron hambre y penurias saboreando el gusto amargo de esa nueva tierra prometida, aunque a pesar de todo, esa necesidad se queda en nada si la comparamos con la que sufrieron otros exploradores como Fernando Magallanes y Juan Sebastián Elcano que no se proveyeron en Sevilla de alimentos que resistieran bien la travesía como bizcochos, harina, vino, aceite, quesos y frutos secos así como de vacas y ovejas. La búsqueda de especias fue uno de los motores de esas exploraciones, preludio de las futuras empresas coloniales: pimentón y pimienta inglesa en las Indias Occidentales y gengibre, canela, nuez moscada y clavo… en las Orientales.

Ver la entrada original 327 palabras más

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s